Agnes ha conquistado el corazón de público y prensa especializada con su elegante pop de cámara en el que mezcla con maestría piano, voz, cuerdas y loops. Su música se resiste a etiquetas y nos transporta de forma hipnótica y sus actuaciones en directo son una experiencia frágil y viva; conectando con sus canciones el mundo de la música clásica con la corriente contemporánea y electrónica. 

Piezas minimalistas, deudoras del pop y el rock tanto como del folk, a las que añade letras cuando le parece que las necesitan, con una voz frágil, de exquisita delicadeza y elegancia, y con esa fría belleza que la caracteriza. Experimenta con pianos, violonchelos, violines y xilófonos, y profundiza en la manipulación de coros y loops, aportando así texturas contemporáneas y vanguardistas al clasicismo que late bajo sus piezas.