colaborador
12/04/2018

Este fin de semana en La Fábrica de Chocolate…

Ficha del evento:
  • 13/04/2018
    Fecha de inicio
  • --:--
    Hora de inicio
  • la fábrica de chocolate club
    Lugar del evento

Conciertos fin de semana La Fábrica de Chocolate

Viernes 13 de abril – ZETAZEN – 22’00 horas. Entrada anticipada: 12€ Taquilla: 15€ Puntos de venta: Sputnik Tatoo, ticketea.com

Zetazen es un artista musical madrileño nacido en 1993. Comenzó sus andaduras allá por 2008, y desde entonces ha llevado su música bajo un estilo elegante, pausado, unas veces delirante y otras sobrio; oscilando entre los géneros rap, trap y r&b, formando de esta manera su propia identidad hasta el día de hoy.

Caracterizado por haberse movido prácticamente siempre en solitario, saca su primer trabajo formal en 2011 bajo el título de “Inside”, en el cual todas las producciones musicales están a su cargo y no cuenta con ninguna colaboración vocal. Este patrón se repite dos años después en 2013, con “Atrezzo”. Un trabajo que supuso una evolución en su carrera, presentándolo en Madrid bajo el cartel de Sold out y llevándolo posteriormente a Vigo y Ourense.

Desde entonces seguimos a la espera de una próxima referencia a la altura. Sin embargo, Zetazen mantiene cada vez una actividad mayor, y tras algunas colaboraciones como “Correr, pero a dónde” con Credens Cloth.ing, “Cheque en blanco” con Waor, o “Enemies” con Recycled J, además de numerosos videoclips y singles en su canal, todo apunta a que pronto tendremos un disco de Zetazen en nuestras vitrinas.

· Sábado 14 de abril – RUBEN POZO + JAVIER MIÑANO – 22’00 horas. Entrada anticipada: 12€ Taquilla: 16€ Puntos de venta: todoticket.es, Elepe.

Rubén Pozo inicia su gira “Habrá que vivir” Vuelve Rubén Pozo, vuelven las guitarras afiladas, vuelve el rock y vuelve la carretera. Con una fórmula tan sencilla como efectiva, Rubén Pozo reaparece con un álbum de esos que pegan directo en el corazón: sin rodeos, a golpe de guitarras y estribillos burbujeantes.

“Caperucita feroz” es el primer adelanto de este su tercer trabajo, que ha visto la luz el 20 de octubre, en sus versiones CD, vinilo y digital, y que lleva por título “Habrá que vivir”. Cinco años después de iniciar su camino en solitario, entrega Rubén un álbum sin fisuras, sólido, convincente. Generoso también, y rebosante de eso que los especialistas llaman actitud, un intangible que define a la perfección la forma que tienen tipos como Rubén de enfrentarse a la música y particularmente al rock.

Es el nuevo trabajo de Rubén Pozo después de En marcha, el álbum de 2015 en el que exploró el rock desde una amplia variedad de ópticas: del folk a la ranchera, en acústico o eléctrico, acelerado o con el freno puesto. Fue un disco de aire californiano, con guitarras que guiñaban el ojo a Tom Petty o The Byrds. No abandona del todo esa influencia americana en “Habrá que vivir”, un disco cien por cien Rubén Pozo, más madrileño, más pegadizo. Y también más divertido, por qué no. Este Caperucita feroz es una buena muestra, casi un juego con el que Rubén entretiene y se entretiene, sin perder de vista que el rock es el punto de partida y el objetivo final de sus composiciones. Auténtico rock, como se ha dicho tantas veces, en la línea de un estilo que tejieron bandas como Burning, Leño o Tequila. Prescinde Rubén de las versiones en esta nueva entrega, aunque haya recurrido a la colaboración de Ariel Rot en uno de sus temas. Algo del poso que le ha dejado la gira con Mark Olson, ex de The Jayhawks, se desprende también de sus canciones.

Y mucho del escenario acumulado después de tantos conciertos en salas de España y México en los últimos dos años.

En Marzo inicia su gira “Habrá que vivir”, para recorrer todos los escenarios del territorio nacional. Tenemos garantizada, otra entrega de buen rock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *