Autor: Juan Carlos Nesta
Publicado el: 07/01/2012
imagen sacada de flickr ( tomas r vigo )

En su tiempo se pensó “abrir Vigo al Mar”, bonitas palabra y bonita idea que se quedó en agua de borrajas. Quizás la única excepción sea el paseo de Alfonso XII, una vista maravillosa incrustada en el centro de la ciudad. De momento se libra de las “salvajadas” urbanísticas y conserva todo su explendor.

  imagen sacada de picasa ( almma )

Además el paseo cuenta con el emblema de la ciudad. Vigo es conocida como la ciudad olívica, debido a que allá por el siglo XIV había un gran olivo en la iglesia de Santa Marta, el Olivo fue derribado al construir la iglesia, pero antes de morir fue replantado y tras diferentes situaciones fue emplazado en el paseo de Alfonso, siendo a día de hoy un árbol protegido.

Deja un comentario